7 de mayo de 2017

RESEÑA, EL EXPRESO DE TOKIO

LIBROS DEL ASTEROIDE
El expreso de Tokio” es una novela policíaca del escritor japonés Seicho Matsumoto, publicada en 1958.
La trama nos sitúa en Japón en una época contemporánea, en una pequeña isla al lado del mar. En una playa de guijarros aparecen los cuerpos inertes de una pareja. En principio parece un suicidio, dos jóvenes amantes que han decidido poner fin a sus vidas. La noticia transciende a los medios ya que el joven trabajaba para el ministerio, pero parece ser que no hay nada extraño, a primera vista, pero hay que seguir ciertos pasos para salir de dudas.
En los primeros capítulos será el policía local Torigai quien llevará a cabo la investigación, y más adelante será el subinspector Mihara de la policía metropolitana de Tokio quien continuará con las pesquisas. La historia es pausada, tranquila lo que no le resta interés, más bien todo lo contrario, ya que te adentras en la trama de una forma diferente, es esa manera de narrar que te va llevando de un lado a otro, te hace viajar a esa isla y te permite conocer un poco la cultura de ese país y de cómo allí todo se hace de forma diferente a como estamos acostumbrados en este lado del mundo.

Me ha gustado la historia, ese fluir de ideas, esa manera de poner la inteligencia al servicio de la investigación, simplemente usando la lógica y fijándose bien en los detalles y en las pequeñas pistas, lo que te permite descubrir los errores, y también analizando a las personas y su forma de comportarse.
Después de terminar el libro queda claro que en ocasiones sin tantas florituras ni investigaciones ultramodernas también puedes captar la atención del lector e ir creando una expectación por saber cómo terminará todo. Las sospechas de la policía se van asentando en tu mente, y te invitan a seguirle en ese ir y venir, en ese viaje que realiza para reconstruir el pasado y lo que sucedió esa noche de enero en aquella playa desierta, y porqué razón decidieron tomar la decisión de acabar con sus vidas aquellos jóvenes.
Una novela que engloba algo más que una investigación, te permite adentrarte en otra cultura y atisbar la manera de hacer las cosas tan diferentes a lo que suele suceder por estos lares.

 “El expreso de Tokio” una novela policíaca pausada que transmite una belleza y una calma que te llega a través de las palabras. Recomendada a los que gusten de esa cultura y el deseo de conocer a este prolífico escritor.

 “El viento todavía era frío, pero el mar había perdido su áspero y gélido color de invierno y había adoptado un tono más suave y primaveral.”

su mirada se perdió en el horizonte, como si el mar pudiera darle la clave para resolver el problema. La isla de Shika flotaba sobre la superficie del agua, envuelta en la bruma.”

En esos instantes, puedo imaginar sin límites las vidas de las personas que van y vienen de los distintos lugares. Me interesa mucho más ejercitar mi propia imaginación que leer una novela fruto de la imaginación de otra persona. Es una distracción solitaria, un sueño en suspensión.”

De vez en cuando, los prejuicios ofuscan el sentido común y es preciso revisar e investigar más aquello que se daba por sentado.”



transcurre fuera de Europa, en Tokio



14 comentarios:

  1. Hola bonita.

    Japón es un país que me fascina y solo el hecho de que la historia transcurra allí, me anima a leerla. Pero es que, leída tu reseña, añade el gusto por lo sencillo y la demostración de que no es tan descabellado poder encontrar la pista correcta en el detalle más simple. También el modo en que está narrada no me desagrada. Apuntada queda para cuando busque una historia del género negro.

    Que tengas una noche llena de cosas bonitas y una mejor semana que comienza pronto.

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gusta lo que cuentas, me lo anoto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! No lo conocía y pese a que no soy de leer libros tan antiguos la verdad es que parece entretenido así que no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Pues nada, otro más a la lista de pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Este creo que lo tengo apuntado. Me apetece bastante, solo hay que hacerle hueco XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ultimamente estoy descubriendo la cultura japonesa... igual lo apunto, a ver si lo veo en la Feria de Libro de Madrid... dentro de poco ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Muy buena pinta que tiene. No me importaría nada leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Si que es verdad que con novelas así, no hace falta demasiadas florituras como dices, para leer una buena historia y esta pinta muy bien, así que la tendré en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía y si es pausado y enseña sobre otras culturas, lo tendré en cuenta. Me falta vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me parece super interesante que sea novela negra y japonesa, suena genial. Y si además nos acerca a su cultura todavía mejor. Lo anoto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    No es una novela que me entusiasme pero sí que me llama la atención la ambientación.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Oye pues no suena mal, y encima me gusta la cultura oriental, pero tengo ya varios pendientes, de autores nipones precisamente. Por el momento lo dejo pasar, aunque no lo descarto.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. A mi me gustó mucho, tiene esa sencillez narrativa y ese toque whodunit que, en cierta manera, la acerca a otros autores como Agatha Christie, convirtiendo la historia en un juego en el que se reta al lector a tratar de adelantarse al detective en la resolución del caso.

    ResponderEliminar